Un guión ya escrito

Es curioso cómo los diarios tienen, de hecho, un hilo narrativo.

Hoy: “Con su agenda de reforma sanitaria en riesgo, Obama tropieza en Massachusetts“, en portada del Post. Dentro: “Cae la confianza en la influencia de Obama para mejorar las relaciones raciales“, “Obama tropieza en Boston en una competición repentinamente reñida”, que viene de primera página, “Los defensores del pequeño negocio ponen en duda la efectividad del paquete de estímulo económico“, esta sobre una foto de un gran antagonista silencioso de Obama, el reverendo Jesse Jackson, y el columnista E. Dionne Jr le da consejos a Obama para que sea cono Ronald Reagan, y palie este problema “de la caída de popularidad”.

Leyendo el Post, queda claro, es una realidad vagamente presente en todo el diario: Obama está en apuros. Es inevitable. En otoño su partido lo pasará mal en las elecciones.

Aquello merecería un libro, pero los que dicen que el periodismo es literatura -no me encuentro entre ellos- tienen aquí un buen argumento: la prensa de EE UU sabe desde hace tiempo, mucho tiempo, que narrará una gran gesta: la victoria del primer presidente negro, en principio un desconocido, su pasión y la derrota de sus primeras batallas, como la de las elecciones de este año, su reelección y su despedida triunfal para entrar en los archivos de la historia. El guión está escrito.

Anuncios

About this entry