Culpable antes de serlo

En el caso del asesinato de Robert Wone, que apareció muerto en casa de tres homosexuales en Washington. No ha habido más acusaciones que la de obstrucción a la justicia. Los medios dieron por sentado (con esa sutileza de las pruebas de las deficientes investigaciones policiales) que los tres hombres eran culpables. El muerto apareció en su casa, claro. Era amigo de uno de ellos. No era homosexual, pero igual ocultaba algo.
Hoy el Post rectifica. Y nos presenta a un nuevo y misterioso personaje. Atención a los detalles:

“Los (nuevos) documentos judiciales apuntan a un nuevo posible sospechoso en relación con la muerte”.

Atención al “posible”.

Los fiscales dicen que están interesados en la relación entre Joseph Price (el amigo del muerto) y su hermano Michael.

Esa es la fuente del periodista: el fiscal que instruye el caso.

Algunos testigos le han contado a los investigadores que, cuando Michael Price se metía en problemas en el pasado, incluso cuando se trataba de problemas criminales, Joseph Price, que era abogado en el bufete Arent Fox, trataría de “ayudarle”.

Un torrente de información. Michael Price es un hombre problemático. Que ha tenido problemas con la justicia. No sabemos cuántos, cuándo ni dónde. Pero el periodista da a entender que ha ido a juicio. Porque ha necesitado de su hermano, abogado que le sale gratis. El periodista, sin querer, retrata a Joseph Price como un buen hermano. Y esas comillas, las comillas, atribuidas a nadie: “ayudarle”. Porque ayudar a un criminal es algo que causa tanta repulsión que hay que entrecomillarlo.
Hay más.

Los fiscales han descubierto que Michael Price estudiaba flebotomía en el Colegio Montgomery, donde se le formaba para extraer sangre, y que se ausentó de clase el día que Wone fue asesinado.

La elección de información que se ofrece, y cómo se ofrece al lector, es crucial en una crónica. Esa disciplina: flebotomía. No. Michael Price no estudiana medicina, enfermería o para ser practicante, que no lo sé. Flebotomía. Sólo un enfermo puede estudiar flebotomía. Y le enseñaron a sacar sangre. Puede que Michael Price sea un psicópata, un amante de la sangre, que se fue de clase para matar a Wone.
Puede que él no lo sepa. Pero sin juicio, Michael Price es ya culpable.

Anuncios

About this entry