Superviviente

Se le hace a uno raro abrir el Post, por las primeras páginas, y ver a Cheney. Hace tiempo que no se le ve. Y uno se extraña. Es tal ver por eso por lo que ya tenía la extrañeza metida en el cuerpo y por lo que la noticia me ha parecido más rara.

Cheney’s survival illustrates advances in heart treatment
La supervivencia de Cheney ilustra los avances en tratamientos cardiovasculares

(Eso era en papel. Luego en la web han cambiado el titular)

El caso es que al periodista le extraña que Cheney, tras sufrir su quinto infarto la semana pasada, viva. Y le dedica a ello 847 palabras. No sé muy bien si el reportaje está escrito sobre la idea de Cheney o para que lo lea Cheney. El caso es que le usa como excusa para hablar de dolencias del corazón y de lo avanzados que están los tratamientos. Y acaba:

Cheney tiene un 25% de posibilidades de sufrir otro incidente relacionado con su corazón.

Cheney como excusa. Y no para una guerra. El personaje como símbolo, como representación, como encarnación de la información.

Ya me imagino cómo se fraguó este asunto, en la redacción del Post:

– Oye, otro ataque al corazón. ¿Cuántos lleva?

– Cinco

– Joder, éste aguanta ¿eh? ¿Por qué no te preparas un tema sobre lo avanzado que está lo de la cardiología, que ni Cheney se muere?

Anuncios

About this entry