Corrección

Karl Rove, el arquitecto, ha escrito un libro. Una forma de hacer dinero.

No me gustan nada las autobiografías. Las detesto. Nadie escribirá una autobiografía que le deje en mal lugar. Ni siquiera Rove, que defiende lo indefendible, según las críticas del Post de hoy.

Esta entrada viene a santo de que Dana Milbank, del Post, recalca para qué sirven estos libros. Para rectificar a la prensa, en general. Para corregir nuestros errores. Son la oportunidad de hacer justicia ante nosotros y ante los hechos. Si la realidad (inventarse armas de destrucción masiva, equivocarse estrepitosamente con el Katrina) no agrada, se puede rectificar.

Por si acaso, Milbank publica un anuncio, en la página A15:

CORRECCIÓN

Todos los artículos publicados por Dana Milbank sobre George W. Bush eran incorrectos. El Post siente este error.

A lo mejor ahora Rove se siente tranquilo.

Anuncios

About this entry