No es el golpe, es la base

En una ocasión, estudiando, un profesor y periodista de intachable trayectoria, me dijo que eligiera una noticia internacional y escribiera una crónica a cuatro columnas, unas 70 líneas.

Ese día hubo un golpe de estado en las islas Salomón y yo escribí, con el criterio del ignorante, sobre ello. El profesor enfureció. Me salí de clase, cómo no, con la dignidad del idiota.

Hoy me he sentido, muy brevemente, como ese profesor, hoy editorialista, al ver esta portada, y esta foto, repetida en muchos medios.

Kirguistán. Cinco millones de habitantes, menos que la Comunidad de Madrid, por comparar. Edad media: 24 años. Muy pobre: el PIB por cápita es ligeramente superior a 2.000 dólares. El de España es de 33.000.

¿Qué importa Kirguistán? ¿Por qué es portada, Kirguistán, su golpe y sus muertos?

Lo deja caer el Post, en su entradilla misma:

…que alberga una importante base militar de EE UU…

Lo que importa no es Kirguistán. Es la base. Paren las rotativas.

Anuncios

About this entry