Defina “extraño”

Accidentalmente, he dejado de recibir el Post unos días. Hoy he leído el Washington Examiner, un gratuito de línea editorial ultraconservadora. Me he encontrado con una curiosa crónica sobre el asesinato de Robert Wone.

“Un enfermero declaró el jueves que dos de los amigos del abogado asesinado Robert Wone actuaban de forma extraña cuando las autoridades llegaron a la escena del crimen”.

Prejuicios. Primero: todos en el mismo saco. Esos dos hombres, Zabrosky y Ward, no eran amigos de Wone. El otro compañero de casa lo era. El periodista es de los que cree que Wone estaba en algún asunto sucio con ese trío homosexual.

Segundo: el enfermero, en la crónica, nunca dice por su propia boca que actuaran de forma “extraña”.

Dice que el “llanto de Zaborsky” no le parecía “sincero”. Y que Ward “no parecía estar molesto”.

La opinión de un enfermero. Que llega a la casa de tres gays ricos. Que ha cambiado su testimonio recientemente. Sus prejuicios deberían ponerse en cuarentena. El periodista debería ponerlos en cuarentena, también. Pero no lo hace. Con el titular, y la entradilla, los asume como propios.

Yo me pregunto: ¿Qué es actuar de forma normal ante un asesinato? ¿Debemos actuar todos de la misma forma si matan a alguien en nuestra casa? ¿Por qué presuponen, el enfermero y el periodista, que hay un patrón moralmente válido para comportarse en esos casos? ¿Hubiera sido mejor que gritaran, que aullaran a la luna, que se rasgaran las vestiduras?

Este caso lleva el camino de ser un desastre, un gran fallo, alimentado por la soberana incompetencia policial y periodística. A ver si la juez -no hay jurado- demuestra una mejor ética.

Anuncios

About this entry