Sobre la aniquilación del periodista…

Excelente reflexión editorial del Post, hoy.

Lo que la nueva filtración de Wikileaks nos demuestra: lo valiosos que son los medios que hacen su trabajo bien.

Esos 391.000 documentos revelan lo siguiente: las fuerzas de seguridad iraquíes torturaron a prisioneros, que los mercenarios se tomaban la ley por su propia cuenta, que los soldados de EE UU mataron a civiles.

¿Había alguien que no lo supiera ya? ¿No han sido esas realidades las que vienen revelando desde 2003 medios muy prestigiosos de todo el mundo, del New York Times a Der Spiegel, de El País a Le Monde?

Wikileaks, con sus filtraciones que muchos califican de irresponsables, sólo confirma lo que ya sabían los lectores a través de trabajos de investigación impecables, y, a diferencia de Wikileaks, exentos de motivaciones políticas o supuestamente anti imperialistas. No necesitábamos esos documentos para saber de los desastres de la guerra.

Respecto a su gestor, el periodista Assange, sólo se le debería pedir la misma transparencia que él exige a otros.

Anuncios

About this entry