Un guión escrito

Sarah Palin, de nuevo, lee el guión que le han escrito. En él, el líder conservador de turno deberá mostrar su recelo sobre las revueltas en Egipto. “No son democráticas”, dirá, “hasta que así lo demuestren”. Luego lanzará un nombre que suscita temor: “¿Quiénes son los Hermanos Musulmanes? ¿No pertenecía a ellos el fundador de Al Qaeda Ayman Al Zawahiri?”.

-¿Quién se esconde tras esta revuelta? ¿Qué sabe la Administración de ello? Obama debe informar a la nación de todo lo que sabe.

Son éstas palabras de Palin ayer, en la cadena Christian Broadcasting Network. Dibujaba así el mapa sólo intuido de una gran conspiración: Obama, que pasa por ser musulmán, nacido en un país lejano, ayudando a los amigos de EE UU a caer (léase, el dictador Mubarak) para ayudar a los islamistas a tomar el poder. Un nuevo Jimmy Carter.

Alguien, en el sector republicano, debía iniciar estos ataques. Ha sido la más atrevida. A Palin, de momento, le interesan poco la política internacional y demostrar que al menos siente cierta curiosidad intelectual o respeto por un movimiento que tal vez no se identifique como democrático pero sí que reclama justicia social y libertad. Que ironía que Palin siempre insista que esos son los principios que fundaron su nación. Y que ahora mismo esté defendiendo, implícitamente, la permanencia de Mubarak en el poder.

Anuncios

About this entry