David Broder

Es difícil encontrar a alguien con la integridad de David Broder. Algo que me fascinó siempre de este columnista es que daba un tratamiento igualitario a todos los políticos, de Obama a Sarah Palin, sin distinciones o esnobismo. Además vivía de sus fuentes. Sus columnas se nutrían de la calle, de entrevistas, de llamar puerta a puerta buscando al norteamericano medio.

Tuve el honor de escribir su necrología en el diario. Descanse en paz.

Anuncios

About this entry