Necrología de un periodista

El arte de escribir necrologías es complejo. Será la última palabra, escándalos póstumos a parte, que se escriba sobre el finado. Es un ejercicio periodístico no siempre reconocido y donde se aprende mucho del oficio.

En algunos medios -no en los que yo he trabajado- es costumbre escribir con antelación las necrologías de estrellas ya mayores o enfermas.

Hoy el Times nos regala una estupenda necrología de Liz Taylor y un momento impagable: el periodista murió antes que la estrella, la crónica da fe de ello.

Es muestra de que el buen periodismo permanece aun después de la muerte de todos los implicados.

Anuncios

About this entry