Telerrealidad impresa

La semana pasada los lectores del Washington Post se encontraron con este crucigrama:

El diario colaboró con un lector para que le pidiera matrimonio a su novia a través de las letras en rojo:

Pop the question, Marlowe Epstein, will you marry me?

El Post da hoy detalles de la gesta, de cómo el lector buscaba una forma original de declararse, de la colaboración de los editores.

En el proceso del Post de buscar más lectores por esa vía ha logrado más reportajes de ese tipo, donde el medio es ya no protagonista, sino carta de amor o Cyrano de Bergerac. Y ha perdido suscriptores, yo entre ellos.

Anuncios

About this entry