Periodistas que se quejan

Ayer, como cada día, recibimos los periodistas de Washington el célebre ‘pool’, un correo donde un periodista designado para seguir a Obama durante un día nos cuenta todo lo que hace el presidente, en esta ocasión desde Reino Unido. La elegida era Lee Carol, del Wall Street Journal.

En un correo de las 16:24 nos decía:

POTUS (nombre en clave del presidente) y FLOTUS (la primera dama) les recibieron (a la reina y su marido) y los cuatro se colocaron para posar ante las cámaras. Luego pasaron adentro.

El acto duró un minuto. Los periodistas están esperando en un garaje con capacidad para dos coches.

Seguidamente se leía:

NOTA: Este informe fue mandado originariamente a las 8:35pm locales (3:35pm EST). Antes de distribuirlo a la lista de prensa, la Casa Blanca le escribió a la periodista para decirle que si iba a informar de que estaba esperando en un garaje, que añadiera esta cita del subsecretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest:

“El ‘pool’ está esperando en un garaje de grandes dimensiones dotado de: comida caliente, conexiones a Internet, mesas, sillas, tomas de electricidad y acceso directo a servicios. Si el ‘pool’ desea esperar en las camionetas en eventos futuros, podemos, desde luego, tomar las medidas necesarias”.

Y es que, después de los escándalos que hubo con un periodista falsamente escondido en un armario, la Casa Blanca ha mandado a sus corresponsales el mensaje de “ya basta de quejarse”.

Anuncios

About this entry