Caricaturas machistas

¿Han oído que alguna vez que a un varón con ganas de llegar a la casa Blanca se le tache de ambicioso y que eso sea un insulto? ¿Se analiza lo que senadores o presidentes varones le dan de comer a sus hijos y se contrasta con cómo afectaría eso a su capacidad de legislar o gobernar? ¿Se condiciona su carrera a su vida familiar?

Bienvenidos al mundo de las mujeres en política norteamericana. Lean esta frase, que no tiene desperdicio, del comentarista político de la revista online Salon: Palin y Bachmann son atractivas, radicales, que dicen cosas estúpidas. No nombra su preparación académica o su experiencia política (Bachmann tiene, y mucha). Sólo su apariencia y dicción.

The similarities between Bachmann and Sarah Palin are mainly superficial; they’re both attractive ultra-conservative women who routinely say stupid, extreme things on television.

En antena, John Roberts, de CNN, dijo en 2008 sobre Palin: no puede ser vicepresidenta porque tiene un hijo con síndrome de Down. Es decir: madre antes que cualquier otra cosa.

Children with Down’s syndrome require an awful lot of attention. The role of vice president, it seems to me, would take up an awful lot of her time, and it raises the issue of how much time will she have to dedicate to her newborn child?

Lo mismo dijo Sarah Quinn en una columna del Washington Post: Palin no puede estar al cargo de una nación por la dolencia de su hijo.

If the phone rings at three o’clock in the morning and her baby is sick what will Sarah Palin do. I was asked on TV why wouldn’t she just tell her husband to take care of the child. I want to know what women would do in that situation, or what they would want Palin as Vice President of as President to do.

Insultos, pero de los peores: los de fondo, los que forjan la imagen que esas mujeres proyectan. ¿Recuerdan lo que decían de Hillary antes de que fuera ministra? Lo de que era ‘patológicamente ambiciosa’. Lo escribió la comentarista Anne Applebaum. Una mujer con ambiciones… parece que para la propia comentarista aquello era malísimo.

If you’ve found the election hard to follow of late, that’s because the only real issue at stake is Hillary Clinton’s extraordinary, irrational, overwhelming ambition.

Como periodista, trato de no caer en esas caricaturas. A Bachmann y Palin se las ha retratado como bufones, como esperpentos lunáticos. Admito que Palin tenía mucho que demostrar cuando era candidata en 2008. Ha tenido tiempo de curtirse algo. Lo más educado que podemos hacer es dejar que ambas mujeres se expresen, que hablen, que aporten ideas. Y escucharlas. No fingir que lo hacemos mientras las juzgamos por lo que llevan o lo que parecen.

Anuncios

About this entry