Rivalidades

Sobre el escándalo de las escuchas de la compañía propietaria del Wall Street Journal. Leía ayer en las páginas de su principal rival, el New York Times, una columna que le sacaría a cualquiera los colores: una lista de agravios cometidos por el Journal en la saga de las escuchas de Murdoch. Destaco algunas perlas:

‘El Journal se Fox-ifica’

Junto con la transformación de un gran diario en uno mediocre se produjo un cambio que era a la vez más sutil e insidioso. Los artículos de política se hicieron más y más tendentes hacia la línea del partido republicano. El diario comenzó a usar la palabra “demócrata” como un adjetivo en lugar de un sustantivo, un uso favorecido por la derecha.

Sobre el escándalo de las escuchas:

En un primer momento, el diario ignoró el escándalo, a pesar de que, como el biógrafo de Murdoch, Michael Wolff señaló en Adweek, fue noticia de primera plana en toda Gran Bretaña. Entonces, cuando el escándalo ya no era evitable, el diario hizo lo justo para evitar ser acusado de mirar hacia otro lado.

Esto, sencillamente, no es cierto. El seguimiento del escándalo ha sido detallado y, en la parte de opinión se ha defendido la gestión de Murdoch, algo que se ha dejado a esos límites. Se ha entrevistado en ese diario al propio Murdoch, y allí ha explicado su versión de los hechos. Eso lo justifica el Times como propaganda.

Hoy, por último, llevan el arresto de Brooks a portada en la web. ¿Qué más deberían hacer?

Anuncios

About this entry