Informantes en peligro

Criticamos ampliamente a Wikileaks por dar nombres de informantes del Ejército de EE UU en Afganistán en la saga de revelaciones del Pentágono y del Departamento de Estado. Es de justicia criticar al diario The Boston Globe hoy por publicar el nombre de informantes del FBI que ayudaron a encontrar al gángster James ‘Whitey’ Bulger.

En este reportaje de fin de semana se da el nombre y apellidos del informante, llegando a narrar de forma detallada -y, parece ser, muy imaginativa- el proceso de delación de uno de los hombres más buscados por el FBI en Massachusetts. Otros medios, más sensacionalistas, como el Boston Herald, prefirieron proteger a los informantes.

Creo que no hay que elaborar mucho a la hora de explicar que el nombre de un informante no pinta nada en la captura de un gángster. Y que hay que tener en cuenta qué consecuencias puede haber para unos ciudadanos que han cumplido con la ley, que ahora están a merced de la mafia, estilo ‘Uno de los nuestros’.

Anuncios

About this entry