Desafiando las convenciones

Es normal que a un periodista le atraiga una revolución. Con ellas se forja la Historia, de ellas se escribe en los libros de texto, y es un honor vivirlas para contarlas. Pero que nadie se llame a engaño, en este caso hay que analizar concienzudamente los valores y las intenciones de la gran y heterogénea amalgama de protagonistas de las revueltas que van del Magreb a la península arábiga.

He leído muy pocos análisis que desafíen las convenciones preestablecidas en cuanto a revoluciones, más allá de tres o cuatro textos alucinados de la derecha más reaccionaria de Estados Unidos, que clama contra cualquier cosa que no sea el mantra de bajar impuestos y olvidarse del resto del mundo.

En este texto del Post, sin embargo, Isabel Coleman, del Council of Foreign Relations de Washington, analiza qué peligros hay para los derechos de las mujeres en estas revoluciones. Destaco, y recomiendo, sobre todo este párrafo:

The laws affecting women in Tunisia, and to some extent in Egypt, are among the most progressive in the Middle East, so the potential for backsliding in those countries is real. And women in Yemen, Bahrain, Libya and Iraq, where the spreading unrest has been met with government force, have also struggled for their rights and likewise have reason to be concerned if their governments fall or start handing out concessions.

XXX

Ésta es por cierto, una forma que tiene el escritor de obituarios del Times de lanzarle un guiño al lector en el titular y decirle: “Esto me ha venido de encargo, qué fastidio”.

Anuncios

About this entry